Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Avisos y Profecías para la Era de Acuario

Imagen: El Apocalipsis de San Juan. Jan Matsys. 1563

No hay duda respecto a que estamos viviendo el inicio de los tiempos del fin, testimonio de ello son las guerras, las luchas por el poder, la violencia entre los seres humanos, ya no somos hermanos, somos enemigos, no hay piedad para el que sufre, se ha perdido el temor a Dios, a las leyes divinas y naturales, ahora el ego es el que tiene el mando.

Se estremece nuestro afligido mundo con los terremotos, maremotos, volcanes en erupción, movimientos que se intensificarán con el tiempo, todo en nuestro mundo será cada vez más intenso, a modo de avisos que da la naturaleza sobre los tiempos del fin de esta quinta raza.

No dudamos que existen personas bondadosas, caritativas, con buenos sentimientos, que son buenos ciudadanos, buenos padres, hijos, etc., que se preocupan por ayudar a otros, sin embargo mueren, e ingresan a los mundos sumergidos porque se terminó su ciclo de 108 existencias, y nunca sintieron un átomo de espiritualidad, tampoco anhelos de la auto-realización íntima del Ser.

Si vamos muriendo en sí mismos, si fabricamos los cuerpos existenciales del Ser y nos sacrificamos por nuestros semejantes, obtenemos las virtudes, los poderes, las facultades despiertas y de esa manera nos vamos preparando con el fin de obtener un desarrollo espiritual, un cambio interior trascendental, que es lo que se necesita para formar una edad de oro que algunos profetizan sucederá en esta era de Acuario.

Es cierto que después de esta edad de hierro, en cielos nuevos y tierras nuevas que surgirán del fondo de los mares, florecerá una nueva raza en una edad de oro; se ha hablado mucho de cuatro edades, cuatro etapas, en las que se desenvuelve una raza: Oro, Plata, Cobre y Hierro. En la edad de oro no se permitirá vivir a gente con ego, es una edad de la inocencia, de la belleza, la fraternidad y el amor, no hay guerras, tampoco fronteras ni ejércitos.

Esta edad de oro será gobernada por las dinastías solares; Virgilio el poeta de Mantua exclama “ya llegó la edad de oro y una nueva progenie manda”, esa nueva progenie son las dinastías solares.

El Evangelio según San Lucas corresponde a la edad de oro, es el evangelio de la luz, el evangelio solar, su símbolo es el toro alado, (la tierra regenerada purificada por el sufrimiento) el toro por una parte corresponde al elemento tierra, y en alquimia viene a simbolizar la tierra filosofal, o sea el cuerpo físico del alquimista, por ello está indicando una tierra propicia para que la habite el hombre solar.

La época actual está perfectamente ilustrada con el evangelio de Mateo. El Evangelio de Mateo es el Evangelio según la Ciencia. ¿Y qué nos dice el Evangelio de Mateo?

“Cuando viereis a Jerusalén rodeada de ejércitos, cuando haya pestes y pestilencias, pestes y terremotos por todas partes, y enfermedades desconocidas y etc., etc., etc., es porque la Gran Catástrofe se acerca, se avecina”; eso dice, en síntesis, Mateo. De manera que Mateo según la Ciencia, nos indica que la catástrofe final está a las puertas, se acerca tempestivamente.

 Con estos estudios, lo que queremos es prepararnos con el objeto de lograr formar parte del núcleo que ha de servir de fundamento para la futura edad de oro, pero antes, es necesario regenerar la Tierra, transformarla, porque nuestro mundo está en estos momentos procesándose, de acuerdo con la LEY DE LA ENTROPÍA, que es la igualación de las cosas.

Nuestro planeta está marchando de acuerdo con esta Ley, y si no hay una transformación, un cambio, más tarde quedará igualada con la Luna. Los habitantes de la Tierra, si no trabajamos sobre sí mismos, con nuestros pensamientos, emociones e instintos, vamos siendo afectados por el fenómeno de la Entropía; nuestras tendencias, vibraciones, voliciones son poco a poco más inferiores, se debilitan las áreas del cerebro, y todo tiende a involucionar de acuerdo a esta Ley y, a la larga, la entropía conduce a la igualación de todo

En estos momentos, por ejemplo, no solo la atmósfera está contaminada con el smog, también los elementos: aire, tierra y agua, no únicamente en las grandes ciudades sino en los campos, los mares y ríos, en las montañas, en todas partes. Ya en los bosques más profundos no vemos el cielo tan azul, como hace años; ahora es de un color azul plomizo, ligeramente grisáceo (y esto es en los lugares más lejanos de toda urbe, qué diremos en las grandes ciudades), tenemos una tierra que un día será estéril, y un agua que un día será contaminada.

Al paso que vamos, y de acuerdo con la Ley de la Entropía, pronto se habrá igualado todo. Si pensamos en nosotros…, si no trabajamos sobre sí mismos, si no luchamos por transformar nuestra mente, por cambiar nuestras emociones negativas, llegará un día en que todos seremos igualmente perversos, y apenas sí habrá diferencia entre persona y persona, nos habremos igualado en la involución o el estancamiento de acuerdo con la Ley de la Entropía.

Se necesita una transformación de la Tierra y del hombre. Pero esa reforma solamente es posible mediante UN GRAN SACRIFICIO, mediante un gran holocausto, y como consecuencia surgirá una nueva edad de oro y su belleza. La catástrofe es indispensable para vencer a la Ley de Entropía, de lo contrario la Tierra se convertiría en una Luna antes de tiempo, la humanidad desaparecería a causa de la contaminación, la tierra se convertiría en un desierto.

Sólo mediante el sacrificio es posible que una energía inferior se convierta en una energía de tipo superior y diferente. Observemos, por ejemplo, el combustible que pone en movimiento a una locomotora, éste es sacrificado en aras de la velocidad, en aras de la fuerza motriz que impulsa al tren… Así que el sacrificio es indispensable para transformar una fuerza inferior en algo distinto, en algo superior y diferente.

Entre los planes de la FRATERNIDAD UNIVERSAL BLANCA, se sabe que la Tierra se transformará; las Sagradas Escrituras también lo afirman. No solamente las Escrituras Bíblicas sino las Sagradas Escrituras de otras latitudes, de otras grandes religiones, siempre se ha dicho que habrá grandes cambios y ese cambio solamente es posible mediante un gigantesco sacrificio, mediante un gran holocausto.

El V.M. Samael Aun Weor ha fundado este Movimiento Gnóstico antes del inicio de la presente Era de Acuario y como Avatara de este periodo Zodiacal, viene de los mundos superiores a entregar un mensaje a esta humanidad ya caduca y degenerada, el mensaje se refiere a entregar la Gnosis, un conocimiento de tipo superior, transformador, trascendental y divino, fundamentado en los tres factores de la Revolución de la consciencia.

La Gnosis da la metodología y enseña el modo de operar mediante el cual podemos ser asistidos por fuerzas superiores a la mente. En las escuelas antiguas de misterios se decía “…hombre, conócete a ti mismo y conocerás el universo…”como síntesis de un conocimiento superior.

La invitación al cambio está hecha, de cada quien dependerá si anhela continuar adelante.

Bibliografía: Obras del Maestro Samael Aun Weor.

Enviado por: María Guadalupe Licea R. Instructora gnóstica. San Luis Potosí, S.L.P.

Imagen: El Apocalipsis de San Juan. Jan Matsys. 1563

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09
Suscribirme