Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Arcano Nº 77 La Desorientación

Arcano No. 77 La Desorientación

Atributo Modelador: El Principio de Asociación de las Ideas.

Axioma Trascendental: “Caminos pide el pie inteligente; herramientas la mano laboriosa”.

Asociaciones Varias: Mercurio.

Letra: T.

Número 5.

En general: Su turbación es pasajera; mañana placentera; noche entre zozobras.

Derecho: Probabilidades de buena fortuna o mala fortuna, según la propia inspiración.

Revés: Perplejidad en las decisiones; confusión de ideas; obstáculo imprevisto.

La desorientación es el acto de perder la orientación con respecto al camino a seguir, marchar sin rumbo fijo; no tener la información que se necesita para saber cómo proceder en algo que se quiere ejecutar.

Nos habla el V.M. Samael Aun Weor de la «desorientación manifiesta de los bribones del intelecto». Pero esa desorientación evidente tiene su causa-raíz en aspectos muy definidos, egocéntricos, diferentes a la desorientación a la que se refiere este Arcano Menor Nº 77.

Este Arcano alude a esas noches del alma en las que los aspirantes o los Adeptos pierden el rumbo, en las que no saben si van bien o si van mal, si van hacia adelante o hacia atrás.

Las turbaciones de los trabajadores esoteristas que marchan por el difícil camino que conduce hacia la liberación final, sólo son superables manteniendo estricta fidelidad a la Doctrina del Ser y al Cristo Íntimo.

Este es el Arcano 77, sí sumamos esta cantidad 7 + 7, obtenemos el número 14, «La Temperancia». Por lo tanto, para no ser víctima de las desorientaciones que de pronto puedan surgir en el trabajo, el aspirante y los Adeptos deben practicar la virtud de La Temperancia, ser sobrios, mesurados, no temperamentales.

Si seguimos sumando, 1 + 4 = 5, «El Jerarca», la Ley de la Balanza o Ley del Equilibrio. Sólo guardando un perfecto equilibrio, podemos salir airosos, victoriosos, en esos momentos de desorientación.

…En el trabajo de la disolución del Yo, necesitamos entregarnos por completo al Cristo Interior

A veces, aparecen problemas de difícil solución; de pronto el camino se pierde en laberintos inexplicables y no se sabe por dónde continua; sólo la obediencia absoluta al Cristo Interior, y al Padre que está en secreto, pueden en tales casos orientarnos sabiamente.

Cruel camino es este de la auto-realización íntima del Ser: Senda llena de peligros por dentro y por fuera; Camino de misterios indecibles donde sólo sopla un hálito de muerte.

En este Camino Interior cuando uno cree que va muy bien, en realidad va muy mal.

En este camino interior cuando uno cree que va muy mal, sucede que marcha muy bien.

En este camino secreto existen instantes en que uno ya ni sabe qué es lo bueno ni qué es lo malo.

Lo que normalmente se prohíbe, a veces resulta que es lo justo; así es el Camino Interior...

Todos los códigos morales en el camino interior salen sobrando; una bella máxima o un hermoso precepto moral, en determinados momentos pueden convertirse en un obstáculo muy serio para la Auto-Realización Íntima del Ser.

La moral convencional de nada sirve; la moral es esclava de las costumbres, de la época, del lugar.

Lo que fue moral en épocas pasadas, ahora resulta inmoral; lo que fue moral en la Edad Media, por estos tiempos modernos puede resultar inmoral. Lo que en un país es moral en otro país es inmoral, etc.

En el trabajo de la disolución del Ego, sucede que a veces, cuando pensamos que vamos muy bien, resulta que vamos muy mal.

Todo el objeto de nuestros estudios gnósticos es hacer que el conocimiento de sí mismos se torne más consciente.

Cuando se tienen muchas cosas en uno mismo que no se conocen no se aceptan, entonces tales cosas nos complican la vida espantosamente y provocan en verdad toda suerte de situaciones que podrían ser evitadas mediante el conocimiento de sí.

Lo peor de todo esto es que proyectamos ese lado desconocido e inconsciente de sí mismos en otras personas y entonces lo vemos en ellas.

Por ejemplo: las vemos como si fuesen embusteras, infieles, mezquinas, etc., en relación con lo que cargamos en nuestro interior.

La Gnosis dice sobre este particular que vivimos en una parte muy pequeña de nosotros mismos. Significa ello que nuestra conciencia se extiende sólo a una parte muy reducida de nosotros mismos.

La idea del trabajo esotérico gnóstico es la de ampliar claramente nuestra propia conciencia.

Indubitablemente, en tanto no estemos bien relacionados consigo mismos, tampoco estaremos bien relacionados con los demás, y el resultado serán conflictos de toda especie.

Es indispensable llegar a ser muchísimo más conscientes para consigo mismos mediante una directa observación de sí.

Una regla gnóstica general en el trabajo esotérico gnóstico es que cuando no nos entendemos con alguna persona, se puede tener la seguridad de que ésta es la cosa misma contra la cual es preciso trabajar sobre sí mismo.

Lo que se critica tanto en los otros es algo que descansa en el lado oscuro de uno mismo y que no se conoce ni se quiere reconocer.

Cuando estamos en tal condición, el lado oscuro de nosotros es muy grande, pero cuando la Luz de la Observación de sí ilumina ese lado oscuro, la conciencia se acrecienta mediante el conocimiento de sí.

Esta es la Senda del Filo de la Navaja, más amarga que la hiel, muchos la inician, muy raros son los que llegan a la meta.

La desorientación:

La Desorientación como acto de recapacitación. simboliza la virtud humana de reconocer y reflexionar. el principio de la asociación de las ideas.

Aparece en el centro de la lámina que representa a este Arcano el Iniciado caminando desorientado.

Arriba del iniciado aparece reflejado Amhet, el mono de Thot. El Mono Cinocéfalo, o Mono de Thot, representan al impulso sexual del adepto, el cual debe educar para aprender a manejar el mercurio de los Sabios.

Abajo, en las Aguas de la Vida, dentro una viñeta, hay una escritura jeroglífica que –con los datos que tenemos para leerla– podría traducirse cómo "llevar luz a las tinieblas".

Ningún código moral, ningún precepto de ética sirve en la difícil senda.

La luz nos da la manera, el medio, el sistema o método para ser salvados de la gran transgresión.

De acuerdo a la Gnosis, la luz debe guiarnos y salvarnos. La luz gnóstica debe salvarnos y conducirnos a la gran luz.

Necesitamos purificar nuestra propia luz para que la gran luz nos salve de acuerdo a la Gnosis. La luz interior individual debe ser purificada mediante la desintegración de los agregados psíquicos.

Letra Hebrea Samekh:

Quiere decir “Puntal, Sustentáculo, Círculo, Serpiente mordiéndose la cola”. El vocablo significa “Límite Inteligible, Corona, Orbe, Lo que se nutre de su propia substancia”.

Despierta aptitud para, por medio de la Alianza, vencer las Fuerzas Inferiores y subir por el Empinado Sendero.

(Estudiada en el Arcano 15, 33 y 55).

Fonograma Egipcio:

No lo hemos conseguido exactamente, pero hay un signo parecido, que surge de la mezcla de otros dos que significa doble manera de leer, de saber, de decir. Es decir, algo así como el conocimiento de arriba y de abajo.

(Estudiado en Arcanos 15, 33 y 55).

El símbolo alquimista:

Este fonograma significa “filtrar, purificar”, que es precisamente lo que tenemos que hacer en el Laboratorium Oratorium y en el Crisol de Fundición, y con el Sacramento del Amor. Hay que purificar el Sacramento del Amor para que se haga la luz en nosotros.

Letra l:

Se relaciona con el número 13 y el Planeta Urano. Está simbolizada por una pirámide atributo de transmutación. Si es la 1ª letra del nombre en combinación con la A: Da poder ejecutivo; con la E: Inspira desatinos; con la I: torpezas; Con la O: discordias; con la U: sagacidad.

Planeta regente:

Mercurio, como planeta astrológico, se dice que “es más misterioso que el propio Venus”. Rafael, el gran sanador universal, es el Rector de Mercurio. Mercurio está “establecido formidablemente entre el Sol y la Luna”; de allí que el Maestro Samael en su libro “El Parsifal Develado”, lo denomine “sublime compañero del disco solar, de la Sabiduría Divinal.”

Pausanias, en su libro V, nos enseña sabiamente a Mercurio, teniendo un altar en común con Júpiter tonante, el Padre de los Divinos y de los humanos.

Dicen las antiguas leyendas que Mercurio ostentaba radiantes alas de fuego, como para manifestar que asistía al Cristo-Sol en su viaje eterno. Con justa razón se le llamó en otros tiempos “Nuncio del Sol.”

Mercurio es, pues, el áureo planeta esotérico, el inefable, a quienes los austeros y sublimes Hierofantes prohibían nombrar.

Cualidad o virtud:

Temperancia, reflexión profunda, fe, fidelidad al ser, paciencia, tenacidad.

El defecto:

Irreflexión, la impaciencia, el desespero, la desconfianza, la infidelidad al ser, pereza.

Prueba iniciática:

Las noches del alma, las tentaciones.

Axioma trascendente:

“Caminos pide el pie diligente; herramientas la mano prodigiosa”.

Escrito está: "A Dios rogando y con el mazo dando. También está escrito: Ayúdate que yo te ayudaré".

Suplicar a la Divina Madre Kundalini es fundamental cuando se trata de disolver agregados psíquicos indeseables, empero el Cristo Intimo en los trasfondos más profundos del mí mismo, opera sabiamente de acuerdo con las propias responsabilidades que él echa sobre sus hombros.

De allí el Axioma Trascendente que a la letra dice: «Caminos pide el pie diligente; herramientas la mano laboriosa». Vale decir, «el Iniciado debe tener fe en la luz y no desmayar en el trabajo».

Incuestionablemente, debe interesarnos trabajar esotéricamente sobre sí mismos, si es que, en realidad de verdad queremos una transformación radical.

Sin embargo, no es posible que exista en nuestras vidas una real conjunción con el Trabajo Esotérico, si antes no amamos al Trabajo. Necesitamos tener un verdadero afecto, un verdadero cariño, por el Trabajo Esotérico Gnóstico. Sólo así, podría realizarse una conjunción de nuestras vidas con el Trabajo Esotérico.

En tanto esa conjunción con el Trabajo no se haya realizado, Indubitablemente, seríamos incapaces de comprenderlo integralmente. Se requiere sentir afecto por estos estudios.

Muchas gentes llegan a conocer la enseñanza, llegan a entender el cuerpo de Doctrina (hasta cierto punto), pero no se deciden de verdad a trabajar sobre sí mismos. Eso se debe a que cada persona tiene en su interior un cúmulo de Elementos Indeseables que halan en distintas direcciones y apuntan hacia diferentes intereses.

Hay quienes dicen: “Bueno, yo iniciaré el trabajo esotérico gnóstico cuando logre mejorar mi situación económica; voy ahora a conseguir dinero y después sí me dedico de lleno a la Gnosis”...

Hay quienes dicen: “Tengo un problema de familia, y en tanto ese problema continúe, no podré entrar de lleno en el trabajo”...

Hay quienes dicen: “Bueno, actualmente yo soy un estudiante, estoy para graduarme en Ingeniería (o medicina, etc., etc., etc.) y por eso no puedo dedicarme de lleno al trabajo esotérico gnóstico; el día que termine mis estudios me dedicaré de lleno, ahora no”...

Es que estas gentes, con su modo de pensar, están demostrando que no le tienen afecto, cariño en verdad, al Trabajo Esotérico Crístico.

Cuando uno ama a alguien, se sacrifica por ese alguien que ama, porque si no lo ama no podría sacrificarse.

Para que uno se dedique de lleno a su Trabajo, se requiere ante todo amarlo entrañablemente. Si uno no ama el trabajo, pues no es posible que se forme la conjunción con el Trabajo Esotérico Gnóstico.

Si no hay conjunción del Trabajo con nuestras vidas, obviamente no trabajaremos; eso es todo. Nos contentaremos con leer algunas obras, y hasta asistir a las conferencias, pero no trabajaremos; he ahí lo grave...

Elemento de Predicción:

Promete: Situaciones embarazosas, confusión de las ideas, perplejidad en las decisiones; obstáculos imprevistos; probabilidades de buena fortuna y mala fortuna, según la propia inspiración incline a lo uno o lo otro.

“A veces, aparecen problemas de difícil solución; de pronto el Camino se pierde en laberintos inexplicables y no se sabe por dónde continua; sólo la obediencia absoluta al Cristo Interior y al Padre que está en secreto, pueden en tales casos orientarnos sabiamente. La Senda del Filo de la Navaja está llena de peligros por dentro y por fuera”. Samael Aun Weor.

Enviado por: Cesar Owen. España

 

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09
Suscribirme